NineMuses_DVD.inddCon el colonialismo como rotundo y simbólico telón de fondo el portugués Miguel Gomes propone uno de esos romances más grandes que la vida, cruzando océanos de tiempo entre Mozambique y Lisboa. En Tabú flota el aroma de las cartas de amor escritas a la luz de una vela; lo literario y lo poético se impone a los cánones cinematográficos quedando lo audiovisual casi en mero apoyo ilustrativo de lo que una voz en off nos narra en exquisita prosa.

Gomes captura en blanco y negro la inmensidad de la sabana  la vida en las colonias. Lo que vemos bien podrían ser los recuerdos que un viejo nos confía, tal y como él los conserva cerebro adentro o las imágenes que a través de sus palabras se engendran en nuestras retinas. Cualquier opción es válida y cualquiera de ellas confirma que Gomes ha llevado a buen puerto su arriesgada propuesta, una suerte de eslabón perdido entre el cine mudo y el dialogado.

Si Saramago hubiera escrito Memorias de África es probable que el resultado no distara mucho de lo que Tabú encierra; de su romanticismo desesperado, de su sudorosa sensualidad… De cómo convertir todo ello un cúmulo de emociones reconocibles hasta por el menos empático del lugar.

Sí, no cabe duda, Don José habría disfrutado a lo grande de este canto a la saudade africana.

Anuncios