Luciérnagas-en-el-jardínUno de esos complejos dramones familiares en lo que uno dedica más neuronas a tratar de recordar los lazos sanguíneos de los protagonistas que a la historia en sí. A grandes rasgos, la cosa va así: Lisa (Julia Roberts) y su marido, Charlie (Willem Dafoe), un maniático controlador, tienen dos hijos, Michael (Ryan Reynolds) y Ryne (Shannon Lucio). Lisa tiene una hermana pequeña, Jane (Emily Watson), de la que le separan tantos años que, si te despistas, puedes llegar a pensar que la tía Jane es en realidad la hermana mayor de Michael. ¿Me seguís? OK. Continuemos. El punto ‘dramático’ lo ponen el marido de Jane y sus dos hijos pequeños (uno de los cuales se siente muy culpable por cierto accidente de coche), la mujer ex-alcohólica de Michael (Carrie Ann Moss) y el compañero de Charlie, Addison (Ioan Gruffudd). Sí, a estas alturas hasta yo me he perdido…

En general, todo el reparto está a la altura de las circunstancias, aunque el personaje de Reynolds, escritor de generosa barba y gafas de pasta resulta en un estereotipo casi cómico. Por su parte, el director Dennis Lee se las arregla para dirigir bien a todos esos personajes y  crear uno de esos relatos que ‘hacen pensar’, aunque es la falta de originalidad lo que hará que “Luciérnagas en el jardín” se difumine en nuestra memoria, como las lágrimas de Nexus 6 en la lluvia.

Anuncios