the-trews1Canadienses, jóvenes y con éxito. The Trews empezaron por convencer a todo un Jack Douglas para que produjera su “Den of Thieves” de 2006, un trallazo de rock energético y sin complejos, y han entregado la confirmación a aquellos parabienes con “No time for later”, ya sin Douglas a los controles, pero con tanto o más poder guitarrero que su antecesor. Ahora tratan de asaltar el mercado americano, tarea complicada pero no imposible, como ellos mismos comentan…

“No time for later” (“No hay tiempo para después”)… ¿Qué prisa hay?

R- Sentíamos que habíamos llegado a un punto en el que debíamos crecer como banda o de lo contrario la escena musical nos dejaría atrás. El título en si hace referencia a algo que le dije a mi amiga Simon Wilcox durante la composición del disco. Me dijo algo así como que ya terminaríamos después de escribir cierta canción, y yo le contesté que no había tiempo para después. Así que usamos esa misma frase como estribillo de la canción que estábamos haciendo. Al final terminó siendo una especie de mensaje para esos momentos bajos. Un “o te mueves o te oxidas”. Un carpe diem rabioso.

Primero os llamásteis One I’d Trousers (Pantalones cíclopes), después os quedásteis en Trouser (‘Pantalón) para acabar con ese The Trews (que hace refrencia a cierto tipo de pantalón). ¿Estamos ante algún tipo de fetichismo?

R- Pues no. (Risas)

Este nuevo disco es más colorido, más luminoso que el anterior. ¿Es un reflejo de vuestro estado de ánimo actual?

R- No estoy seguro de a qué te refieres con ‘luminoso’ o ‘colorido’. Lo único que queríamos era grabar un disco de rock sólido. Dimos lo mejor de nosotros mismos y creo que al final lo hemos conseguido.

El legendario Jack Douglas produjo vuestro segundo LP. ¿Cuál fue la lección más valiosa que sacásteis de aquella colaboración?

R- Jack fue un productor estupendo. Nos enseñó a no pensar demasiado las cosas, porque eso puede cargarse todo el proceso creativo. Es divertidiísimo trabajar con Jack, y esas buenas vibraciones que transmite convierten la grabación en una experiencia fantástica. Es muy filosófico, muy místico. Es de esos que tiran por el retrete todas las reglas y dejan que fluya la locura.

Venís de Antinognish, un pequeño pueblo de Nueva Escocia. ¿Se echa de menos la intimidad de un pueblo de 5000 habitantes cuando uno está de gira por todo el mundo?

R- A veces las grandes ciudades pueden hacer que te sientas muy solo, mientras que las ciudades pequeñas son, por definición, mucho más agradables y acogedoras. Pero hay momentos en los que uno agradece el anonimato que te da la gran ciudad. Sin embargo, a mí me gusta estar en movmiento. Cuando me siento allí en mi casa y empiezo a darle demasiadas vueltas a las cosas me deprimo.

Si hablamos de radios y televisiones, ¿hay mucha diferencia entre ser canadiense o estadouidense?

R- Nos ha costado mucho trabajo conseguir que nuestras canciones sonasen en los Estados Unidos. En Canadá hemos tenido mucho éxito, tanto en las radios como en las televisiones, así que hemos conocido ambas situaciones: ser muy conocidos en un país mientras en el otro nadie conoce tu nombre. Aunque siento que una vez que rompamos esa barrera invisible los americanos nos van a recibir muy bien.

Es cierta entonces esa norma que dice que, aunque seas angloparlante, no tendrás éxito en EEUU si no eres un nativo…

R- Siempre ha sido difícil para los grupos canadienses abrirse paso en los Estados Unidos. Hay muchísimas bandas en Canadá, excelentes bandas, que son enormes aquí y que, sin embargo, son prácticamente desconocidas en EEUU. Ojalá podamos llevarnos todo el pastel: ser grandes en Canadá y grandes en América.

Os han nominado unas cuantas veces a los Juno Awars. ¿Qué importancia les dais a esos premios?

R- Sólo el hecho de que te nominen ya es todo un honor.

The Trews pueden ser tan duros como Led Zeppelin, tan comerciales como Goo Goo Dolls, tan enérgicos como los Replacements… no os dejáis encasillar fácilmente…

R- Bueno, no me importa que me comparen con Zeppelin o los Replacements. Lo de los Goo Goo Dolls es otro cantar… (Risas) Aunque no estaría mal vender lo que ellos han vendido.

Entonces podemos esperar cualquier cosa de los próximos discos de The Trews…

R- Esperemos que sigamos creciendo y haciéndonos mejores en todos los sentidos.