mae-e1349716386734Mae Kurtz es uno de los secretos mejor guardados de la escena barcelonesa. Secreto que poco a poco va abandonando el subsuelo y asomando en la superficie porque, como cualquiera sabe, el talento no es algo que se pueda esconder por mucho tiempo, independientemente de las pocas ansias de protagonismo y candilejas del interesado (o interesada). A la espera de grabar su primer LP, Mae va desgranando allí donde la reclaman esa propuesta suya que bebe, entre muchos otros, de Joy Division,Julee Cruise o el mismísimo Elvis, sin que ninguno de ellos, ninguno de sus referentes, sea una presencia demasiado obvia a la hora de atravesar el tamiz kurtziano. Personalidad le llaman a eso.

En su página de internet hay referencias a Hendrix, Joplin, Cobain, Piaf, los Beatles… pero no se aprecian influencias demasiado evidentes de ninguno ellos en su música. ¿Le gusta jugar al despiste?
Sí, puede gustarme jugar al despiste, pero no en este caso. Las influencias probablemente sean más emocionales que musicales, aunque también creo que existen de esas. Son sentimientos compartidos que cada uno expresa como puede. Mucha gente me pregunta si tengo influencias más oscuras, y la verdad es que no he escuchado demasiada música oscura… Puede que mis referencias sean más de contenido que a nivel formal.

¿El Kurtz de su alter ego se lo debemos a Dayna o al personaje de Conrad?
No, a Dayna no la conocía hasta hace muy poco… Mi Kurtz es el del horror o el del dolor, el del Apocalipsis, el que viene del corazón de las tinieblas, sin duda alguna. Anhelo la libertad, tan cerca de la locura, y siento la crueldad que nos ahoga, y espero a la muerte. Sentimientos desmesurados que te apartan de la realidad, una realidad enferma de por sí. Así pues, mi Kurtz me lleva a mi escondite, me defiende y se impone. Quiere matar y ser matado. Pero sobrevive.

¿Y qué nos puede (o nos quiere) contar de la mujer que se esconde tras Mae Kurtz?
La verdad es que nada, si no, no me escondería.

Afirma que empezó a hacer canciones con su ordenador. ¿Las sigue haciendo así?
No, en realidad empecé a hacer canciones a los 16 con una guitarra, aunque de pequeña ya componía con un piano de juguete (Risas). Con el ordenador empecé a darle más cuerpo, a pasar de nivel. Pero antes ya había hecho algún que otro concierto únicamente con la guitarra y un celo. De hecho, de todas las canciones que tengo colgadas en el Myspace, la mitad tienen muchos más años que mi ordenador.

¿Cómo escribe las letras? ¿También en el ordenador?
No, nunca. Me gusta escribirlas en papel, en cualquier papel que tenga a mano. De hecho, compongo la letra y la melodía simultáneamente, así que si estoy con la guitarra (y rara vez con el piano) cojo cualquier cosa donde se pueda escribir, un boli, y allí escribo la letra. Tal como sale suele quedarse, no retoco casi nunca. Es como hacer una foto, capto el instante y lo plasmo.

¿No es algo frío eso de sentarse delante de un Macintosh a componer música?
Bueno, en realidad no, puesto que las compongo primero con la guitarra. El mac me permite simplemente darle una forma más completa, pero si tuviera una orquestra en mi casa, no dudes en que la utilizaría.

Entonces, ¿usa bases electrónicas por una cuestión, digamos, práctica?
Totalmente. Me gusta mucho la batería y de hecho, estoy buscando uno/a. Las bases me parecen frías e impersonales, demasiado perfectas, pero a falta de medios…

¿Siempre supo que sería a través de la música como mejor iba a expresar lo que le ardía por dentro?
No. De pequeña dibujaba mucho, luego me dio por escribir y finalmente se ha impuesto la música. En todo caso, es como me expreso mejor; las melodías hablan por mí, es donde me siento más libre y más sincera. No hay barreras, sólo caminos. Y no existe la hoja en blanco. Tocas algo y todo surge, es la puerta hacia fuera. Es la salida.

¿Cómo son sus conciertos?
Los conciertos los preparo con The Fakers, les paso lo que tienen que tocar y ellos se aplican al máximo. No olvides que son, en su mayoría, y tal como indica su nombre, ¡unos impostores!. De momento aún estamos perfilando los conciertos, tan sólo llevamos medio año intentando ofrecer lo mejor posible, así que los conciertos son imprevisibles. […] Me gusta presentarme con el segundo párrafo de “Folsom Prison Blues” de Johnny Cash, a solas con la guitarra y luego se me une la banda empezando por un blues y acabando con el riff de Joy Division de “She’s lost control”. A partir de ahí, alea jacta est. Ahora quiero incorporar una versión de “Blue Moon”, a pesar de que no soy mucho de covers, ya que siempre creo que el original suele ser mejor. En fin, ahí estamos.

Llegó a las semifinales del Proyecto Demo 2009, pero aún no se lanza a por su primer álbum. ¿Qué conjunciones astrales deben darse para que la veamos en las estanterías de las tiendas?
En el Proyecto Demo fue la primera vez que mostré mis canciones, y todo necesita su tiempo. Se puede decir que apenas llevo un año, que me acabo de presentar al público, así que, bueno, cuando los astros quieran, ¡aquí me tienen! En todo caso, ya tengo la maqueta (grabada con el logic en mi casa) que contiene 10 canciones hechas y producidas por mí, así que son totalmente personales y algo caseras, pero le dan un encanto particular, son muy mías, con mis recursos y mis carencias. Ahora hay que preparar más conciertos e intentar grabar en estudio. Luego, ya veremos.