Qué-les-pasa-a-los-hombresSi además de ser de Venus (ellas) y de Marte (ellos), el perfil tipo del ser humano es el de pequeños burgueses chic neoyorquinos con el palmito de Ben Affleck,Scarlett Johansson o Jennifer Aniston, entonces “¿Qué les pasa a los hombres?” es un fiel reflejo de las relaciones de pareja, o de las diferentes maneras de afrontarlas según se disponga de unos u otros órganos sexuales. El mensaje que Ken Kwapis lanza se resume en unas pocas palabras: ellas quieren bodorrio, ellos quieren prolongar la adolescencia sine die. De esa simplona y simplista premisa parte esta comedia romántica pretendidamente feminista pero del todo tradicionalista en su desenlance. Aun así “¿Qué les pasa…?” destaca entre la media del género gracias a su potente reparto y a unos niveles de ñoñería bastante más soportables de lo habitual.

Kwapis, director curtido en mil y una sitcoms televisivas, demuestra sus dotes llevando la cinta exactamente hacia donde se espera: un happy endingde libro en el que todos ganan, incluso cuando pierden.En ese sentido no hay mucho que reprocharle a su película, excepto que haya roto con la norma sagrada de los 90 minutos y alargue la cosa hasta pasadas las dos horas. Si, ni por esas, se perciben señales de aburrimiento hay que rendirse ante el hecho de que, tópicos, estereotipos y bobaliconadas mediante, el mecanismo de Kwapis funciona como un reloj. “¿Qué les pasa a los hombres?” habría encantado a sus propias protagonistas femeninas. No hay duda.

Anuncios