The-Answer-Everyday-DemonsReválida superada para los chicos de The Answer tras su meritorio“Rise” de 2006. Cuando las pretensiones artísticas no se basan tanto en epatar como en recrear con respeto el legado de los clásicos, surgen trabajos como aquél o como este “Everyday Demons” en el que las referencias y lo clichés se amontonan. Clichés que no por obvios y predecibles merecen ser desechados si, como hacen The Answer, están ejecutados a imagen y semejanza de los FreeBad CompanyAerosmith y demás bandas que ocupan su santuario particular.

“Everyday demons”es, pues, un trallazo incontestable de Hard Rock clásico, sin notas discordantes, sin aditivos ni florituras, donde, como es de esperar y agradecer, a la potente voz deComac Neelson, con algo de deje sureño, le escoltan uno tras otro los riffs que su compadre Paul Mahon desgrana para completar un cancionero de lujo con esas “Too far gone”, “Tonight” o “Dead of the night” que harán las delicias de Paul Rodgers. Y para no renunciar a ningún lugar común, los irlandeses ejercen con solvencia incluso en labores de baladistas rock: ahí queda esa “Pride” para tararear con los mecheros (o los móviles) al viento.

Neelson y su troupe no descubren nada… o tal vez sí. Que hoy como hace 30 años, el rock and roll puede seguir siendo etiqueta negra a poco que talento y reverencia se den la mano.