passengersComplicada papeleta la de enjuiciar el cuarto trabajo de Rodrigo García (“Nueve vidas”) sin recurrir a referencias o comparaciones que descubran el pastel argumental ipso-facto. Un pastel poco imaginativo a estas alturas, no se puede negar; aunque baste decir a efectos sinópticos que García propone una suerte de drama sentimental partiendo de la relación entre una psicóloga (Anne Hathaway) y su paciente (Patrick Wilson), un tipo rico y apuesto que acaba de sobrevivir a un accidente de aviación. Pronto los tintes dramáticos devienen en intriga, merced a ciertas insinuaciones que pueden hacer pensar que algo huele a podrido en el siniestro aéreo de marras para que, finalmente, la cinta desemboque en… y hasta aquí podría leer Mayra Gómez Kemp.“Passengers” encierra en su interior la trampa de quien sabe (el director lo sabe) que todas las incongruencias, los guiños a personajes confusos o inexplicados; todo lo que parece no cuadrar va a quedar justificado con el “prodigioso” giro final de los acontecimientos. Cuando uno piensa que son demasiados losimpasse narrativos para una entrega de suspense; que esa psicóloga protagonista se maneja de una forma descaradamente poco profesional o que su affair con su perfecto y varonil paciente es de manual (de lovestory barata), todo cobra sentido, en teoría, al descubrir lo que realmente está sucediendo.

En la taquilla y en el thriller todo vale, o eso parece. Lo que no es opinable es el hecho de que García daba mucho más de sí en esos precisos dramas femeninos/feministas que venía facturando hasta la fecha, antes de enredarse en este embolao de encargo del que, sí, sale airoso, pero a costa de firmar una cinta para ver y olvidar y que, con o sin caja de sorpresas de por medio, aguantará muy mal ulteriores visionados. La única que sale reivindicada de “Passengers” es la señorita Anne Hathaway, muy seria, muy sobria (y por qué no, muy guapa), dando carpetazo de una vez por todas a su etapa de heroína adolescente de la Disney. Bien por ella. Aunque no fuese su progreso como actriz algo que nos quitase el sueño en exceso.

Anuncios