Gente-poco-corrienteDe veranos iniciáticos y choque de clases trata esta nueva incursión de Griffin Dunne tras la cámara (nueva para el público español, porque la cinta data de 2005) que deja tras de sí la estela de una historia amable y aceptablemente contada. A Dunne, un veterano de Hollywood que las ha visto de todos los colores, no le mueven las estridencias ni una excesiva sofisticación y sí la vocación por cortar su película a cuchillo y servirla de manera sencilla pero efectiva. Si para ello recurre a los lugares comunes de los primeros picores sexuales adolescentes, una relación madre problemática/hijo con mucho coco que es casi un subgénero en sí misma, o una familia de ricachones que es puro cliché… se hace y punto. Al fin y al cabo no está la industria del cine para grandes extravagancias, ni Griffin es el mejor situado en ella. Sin embargo, es esa falta de pretensiones, unida a un reparto inmejorable (la maravillosa Diane Lane o Donald Sutherland, entre otros) lo que hace de “Gente poco corriente” una obra que se encaja de buena gana, y eso, a juzgar por la cartelera, sí que es bastante “poco corriente”.

Anuncios