hogjaw-devil-aAmigos de la Asociación Nacional del Rifle, originarios de algún rincón perdido en el desierto de Arizona, buenos catadores de whiskey… Con semejantes señas de identidad se hace casi innecesario contar a qué se dedican estos Hogjaw cuando se cuelgan sus instrumentos. Cuatro forajidos de la América profunda sólo podían entregarse en cuerpo y alma al rock sureño de inspiración más pura, aunque sin renunciar a los muy diversos afluentes del género gringo por antonomasia. Así, Hogjaw se acercan a Spitual Beggars cuando las guitarras cobran velocidad y la atmósfera se vuelve más monolítica. Respiran Blackfoot por los cuatro costados en medios tiempos como “The Fog” o “This Whiskey”. La sombra de Ted Nugent se alza victoriosa en andanadas de rock and roll etílico, y, cómo no, ahí queda algún que otro homenaje al espíritu redneck de su amigo Hank Williams Jr. (y familia): “Cheap whiskey” es un cierre de fiesta de banjo y coro tabernario para un disco en el que las palabras más repetidas son “whiskey” (por supuesto) y “carretera”.

“Devil in the details” debería ser paladeado a bordo de una pick-up tirando millas a través de la interestatal 40. En su defecto, siempre queda la imaginación. Porque es hasta allí, hasta el corazón de la tierra del Tío Sam hacia donde vuelan los sentidos en cuanto la música de Hogjaw hace acto de presencia.