Marah-Angels-of-destructionDicen que sus directos son intensos, sudorosos; que, tirando del tópico entre tópicos del rock, los hermanos Bielanko y compañía (o lo que es lo mismo, Marah) han nacido para subirse a un escenario, con lo que ello pueda tener de desmerecimiento a su trabajo en estudio. Pero este “Angels of destruction!”, igual que los anteriores “If you didn’t laugh you’ll cry” o “20000 streets under the sea”, les revela como una excelente banda también entre los grilletes de la mesa de mezclas. Marah es una explosión de rock and roll de raíz tradicional pero con vocación festiva y colorista. Acordeones, armónicas, gaitas, pianos, campanas… todos son bienvenidos a la celebración musical de estos románticos trotamundos de Philadelphia.

No es casualidad que el mismísimo Boss Springsteen se dignara a colaborar con ellos. Tal vez en su compañía recordó qué era eso de sentirse hambriento.