ali ascensorInconformista, insolente, incontinente (verbal), incorrecta, inclasificable, intransigente (con el machismo sobre todo)… muchos “in” decoran la biografía de Alicia Navarro, la mitad visible de Malicia Cool (Pejo, su compañero del alma, ex Polanski y el Ardor, es la otra mitad); muchos “in” que, en estos tiempos de triunfitos y rebeldes de desobediencia moderada (y calculada), tal vez no hagan de ella alguien “in like Flynn”, pero sí un personaje atractivo para cualquier interlocutor con la necesidad urgente de buscar algo de vida inteligente en el planeta Tierra. Alicia/Malicia trae nuevo disco bajo el brazo, “Amor”, un “regreso a las mejores esencias nuevaoleras” y que ella defiende con la ferocidad con la que una loba protege a sus cachorros. Veamos por qué…

“Amor” se llama el disco que acabas de editar como Malicia Cool; pero después de seguirte un poco la pista en las últimas semanas por blogs, foros, y demás… tú a veces repartes de todo menos “amor”. Ahora que no nos escucha nadie, ¿cuánto hay en tu actitud de contestataria y cuánto de vocación por tocar las narices de esos “onanistas”, como tú les llamas, del rock?

Son todo tíos; creo que ese es el problema. Es un mundo de tíos todavía -y no estoy descubriendo América-. Me llevo estupendamente bien con un montón de bloggers y foreros, siempre que sepan lo que es la educación y la sensibilidad, pero la mayoría de ellos ignoran estos términos y se comportan como gallitos insensibles y maleducados. Y a mí, si me tratan mal, los trato peor yo a ellos, como mi heroína Beatrix Kiddo, porque, como dije el otro día en un blog de esos, no tengo “ni miedo ni vergüenza ni escrúpulos ni sentimientos; la combinación ideal”.

Has comentado que esperabas que ciertos medios, de esos con mucha solera, o bien no se hicieran ni siquiera eco de vuestro disco, o bien le dieran cera de la buena… ¿Esto viene por algún tipo de escarmiento pasado? ¿Qué debe tener una “revista de las especializadas” para ganarse tu respeto?

Pensé que no nos iban a tomar en serio por ser un disco autoeditado y por llevar una mujer -pero no un bomboncito jovencísimo y fácilmente manipulable- al frente cantando y escribiendo las canciones; ya he comentado que los tengo a todos por bastante machistas (y mis compañeras artistas, Taera, Queyi, La Niña del Cabo, etc., también). Para “ganarse mi respeto” una revista especializada debe apostar también alguna vez por talentos emergentes por los que nadie da un duro y, sobre todo, contar con más mujeres en sus filas; es otra sensibilidad para todo. 

¿Aceptas mal las críticas o estás tan rematadamente segura de la calidad de tu trabajo que no ha lugar a ellas?

Con “Amor” reconozco aceptar mal las críticas porque estoy demasiado enamorada de él, pero influye muchísimo el cómo se formulen, si se trata de desacreditar porque sí, porque al otro le sale de los huevos y ya está o si hay razones bien explicadas detrás y, sobre todo, si van con mala intención, con mala baba, muchas veces por prejuicios personalísimos; con negativismo, en definitiva. Creo que TODOS los discos u obras que se editan merecen un gran respeto y consideración porque siempre son una iniciativa loable, que mueve mercado, que genera riqueza, que aporta cosas, por diminutas que sean, que pone gente en contacto y que llevan un gran esfuerzo y honradez creativa detrás (y personas, también personas humanas). 

Supongo que te harán gracia todos esos que se autoproclaman “alternativos”, “underground”, “indies”, etc., etc., etc. y que en el fondo están tan aborregados como los demás, aunque desde su plácido gueto no se den cuenta… ¿Qué es para ti, hoy en día, en julio de 2008, lo verdaderamente “alternativo”?

Con el asunto “indie”, tal como se está entendiendo en la práctica en España (¡porque, para independientes, nosotros!) he llegado a la conclusión de que se trata de un asunto o brecha generacional. Son gente de edades parecidas -yo diría que en torno a los treinta- que buscan referencias musicales y culturales exclusivísimas, un poco cerradas y, sobre todo, comunes a todos ellos; me parece que buscan una forma de identidad común a su “tribu” para crear “guetos”; por lo demás, y pese a encontrarlos un poco dogmáticos e intolerantes -y machistas también, desde luego, aunque parecen no ser conscientes de esto-, no me parecen mal del todo, algunos hasta me caen bien y me esfuerzo por enterarme de cómo son, qué escriben y qué escuchan. Para mí, lo realmente “alternativo” actualmente es luchar contra las taras del sistema y rechazarlas sistemática, clara y rotundamente, entendiendo como taras desde torturar animales, como ha hecho Olvido (aunque me dicen que el cuerpo de la foto no es el suyo, no sé, no sé, igual me columpio…), hasta torturar y asesinar niñ@s, inmigrantes, a mujeres, las estructuras cerradas, rígidas y despóticas; que no puedas estar desnud@ si hace calor, o si te da la gana simplemente (¿¿qué tiene de malo el cuerpo humano, por dios??), que persigan a l@s usuari@s del cannabis, los sueldos y condiciones esclavistas, la intolerancia, las normas absurdas, la todavía nociva influencia de la religión en los colegios y en tantos sitios… En fin, muchas cosas de esta naturaleza. Y sí, muchas veces los pretendidos “indies” o “alternativos” se quedan muy cortos y muy conservadores respecto a estos asuntos, como si no fueran con ellos. 

Los que no vivieron de cerca (por cuestiones de edad) la inefable “Movida madrileña” tienden a ningunear en cierto sentido todo aquello, y desde luego ver a Almodóvar y su troupe montándoles una fiesta temática a los aristócratas de Mónaco en torno a la movida no ayuda a hacerla más creíble… Sin embargo, ¿qué hubo de real en todo aquello?  

Fue una cutre-explosión de creatividad en aquel momento histórico -el post franquismo o los albores de la democracia- y dio un buen puñado de buenas canciones e ideas, aparte de tener bastante gracia, como una peli musical de bandas, se podría decir. Fue también nuestra versión de la new wave, el punk y el postpunk británicos y americanos. 

¿Qué opinas de un personaje como Alaska? Es brillante, pero contradictoria. Capaz de plantarse frente a la SGAE ahora, y compartir tribuna editorial con sujetos como Jiménez Losantos después. Quizá haya que recurrir a aquello de que la coherencia es algo que se debe esperar del motor de un coche, pero no de las personas…

Todas las mujeres somos contradictorias porque tenemos infinitas vertientes. Alaska bien ha podido -es un suponer- estar hartándose de dejarse el páncreas en el escenario y en foros gilipollescos y probablemente esté buscando otras vías también para su trabajo, para su vida (de nuevo, es un suponer). No he leído lo que escribe, pero es una mujer que me produce ternura porque creo saber muchas de las cosas por las que ha atravesado (y porque Pejo la conoció y algo me ha contado…). Me gustaron muchísimo Kaka de Luxe, los Pegamoides, Dinarama… pero después la perdí. También he de decir que a mí me suelen gustar más los compositores, los hacedores de canciones inolvidables (me refiero a Berlanga-Canut), que las front-persons, que es una cosa más casi como de actor/actriz. Pero repito que le tengo cariño a Olvido y que, por supuesto, la respeto.

Cambiando de tercio. Dicen que el punk (ideológicamente) nació muerto, ¿estás de acuerdo con esa afirmación?  

Pues es que no creo que el punk tuviera ideología definida… Más bien pura energía y actitudes… Y, de muerto, nada; ha sido uno de los movimientos más vivos que yo haya experimentado nunca junto con, quizá, el hippy al principio, con su psicodelia, con su apertura de puertas mentales… El punk supuso un explosivo choque con lo anterior, energía pura para romper con el pasado y el pacatismo imperante, canciones-bomba, cortas, enérgicas, ácidas, para corroer el pesadísimo rock sinfónico anterior… También vestirte y maquearte como te viniera en gana y ponerte todo lo agresiv@ que quisieras si alguien tenía algún problema con eso… No sólo creo que estuviera muy vivo sino que ha tenido muchísima influencia en toda la música posterior y la sigue teniendo ahora (¡por ejemplo, en nuestro disco!). 

¿Qué se te pasa por la cabeza al ver a tipos que en tiempos fueron referente del “No future” y la sublievación generacional, volver a subirse a un escenario con 30 kilos de más en la panza y otros tantos en la cuenta bancaria? Digamos John Lydon, digamos The Stooges…  

Lo único que importa es la música que estén haciendo ahora o cómo hagan la de entonces; el aspecto, los kilos, la panza, las tetas, el culo, una cara bonita, la juventud, etc. son cosas que creo que debieran ser siempre irrelevantes cuando se trata de música; y, si no, vete al circo, al cine, al teatro o a un pase de modelos.

En “Amor” colaboran, entre otros muchos, Susana Cáncer y Justo Bagüeste. Sólo falta Corcobado en esa terna. Aunque vuestras propuestas son muy diferentes, ¿te atrae el universo corcobadiano? ¿Alguna etapa en particular?  

Mucho. Lo conocí tarde, porque estuve unos años dedicándome casi en exclusiva a criar a mi bebé (nos retiramos a El Escorial), pero me quedé enganchada con su “Editor de Sueños” y ahora con las “Canciones Insolubles”. De Corco me gustan, cómo no, las letras, porque es un poeta el tío, y la banda con la que le he visto tocar, potente, poderosa, moderna, ruidista, psicodélica, rockera…. Como dijo alguien el otro día en un foro del Mondo Sonoro, lo mejor que le ha pasado al rock español en los últimos diez años. 

Corcobado es paradigma del artista insobornable; pero ha demostrado que se puede vivir de la música, y vivir razonablemente bien, sin ceder un ápice en tus convencimientos… ¿Un buen espejo en el que mirarse?  

Bueno, estoy segura de que también han tenido que pasarlo mal, porque desde luego este no es un buen país para vivir de la música manteniendo además el la “virginidad” intacta… Yo, de momento, no necesito vivir de la música, y sospecho que si tuviera que vivir de ello terminaría ajusticiando a unos cuantos con mi catana (Risas). Pero les deseo la mejor de las suertes y que ell@s lo consigan, y además cómodamente.   

Demos otro giro. Se puede estar de acuerdo o no contigo en todas tus aseveraciones y todas tus polémicas, pero alguien que elige el Cabo de Gata como lugar de recreo en vez del dichoso Caribe denota un buen grado de inteligencia. ¿Qué te atrae del Cabo? Si tuvieras que elegir un lugar de retiro, ¿serían las playas de Mónsul, Genoveses y demás?  

San José es un lugar muy especial para mí, cargado de señales, recuerdos, lugares mágicos donde esta bruja recarga su poder y sobre todo por un mar que, cuando me hace suya del todo, me conduce al mayor de los placeres de los que conozco. ¡Nado y nado hacia dentro hasta que en la orilla comienzan a preocuparse por mí! Es algo muy espiritual, esotérico y ancestral que me hace sentir plenamente integrada en la vida, con comodidad, con placer, y eso, claro, ¡¡engancha mucho!!   

¿Resistirá el Cabo la embestida de la especulación inmobiliaria? Ya han construido un monstruo de cemento a diez metros del agua (en la playa del Algarrobico) que, aunque ilegal, ni unos ni otros se deciden a derribar…  

La gente está loca, es ignorante, necia y no tiene un ápice de conocimiento ni de sensibilidad. Si no consiguen echarlo abajo amenazo públicamente con bombardearlo yo misma; ¡de algo tenía que servir haber ejercido de punk! Pero de momento la zona sigue estando muy, muy hermosa. 

Tenemos la costa salvaje de Almería como posible lugar de retiro para Alicia “Malicia”, pero, ¿qué vas a querer ser de mayor?  

Quiero sobre todo seguir siendo bruja en el amplio sentido, es decir, preparar mis pócimas; esta vez me ha salido una de amor, a saber de qué será la próxima… También me atrae ser una adorable viejita jipi escribiendo cuentos o novelas o ensayos o artículos al ordenador, y tener mi propio estudio en el que experimentar con guitarras diversas, pedaleras, e-bows, efectos, sintes, mini-moogs, ritmos y todos los instrumentos del mundo si es posible. 

Volvamos al ruedo musical. Dices, también en tu blog, que habéis desechado a un aspirante a guitarrista de Malicia Cool por sus tendencias “demasiado jevis”. ¿Qué es demasiado “jevi” para ti? ¿Rechazas todo lo huela a rock duro? ¿Todo? ¿Ni siquiera salvamos la cabellera de Robert Plant?  

Joaquín es un chico estupendo y ha tocado muy bien, lo que pasa es que a estas canciones y sonido en concreto no le van los típicos punteos jevis, no sé si me entiendes; me quedo sin el concepto. Era un riesgo que no podíamos asumir. Pero me gustan cosas del rock duro, que para mí es una cosa distinta al jevi, y definitivamente me gusta Robert Plant (¡con o sin melena!).

Muchos punks han acabado abrazando el hard rock. Steve Jones, el propio Iggy Pop. ¿Son unos renegados sin remedio?

Hay una clara conexión entre el punk y el rock duro, y es la energía y la potencia. Me gustan todos esos renegados; ¡¡¡ancha es Castilla!!!   

Dime un grupo, un artista, un disco que hace 25 años jamás habrías pensado que llegarías a amar. Alguno debe haber…  

Ummmmm, es difícil, porque aunque sea una chica suelo ser bastante coherente (Risas). Pues mira, por influencia de mi niño pequeño, Marino: ¡¡Karina y Rodolfo Chiquiliquatre!!   

Por tu incontinencia verbal dejas a las riot girrrrls de principios de los 90s, a la altura de las girl scouts… De aquel movimiento, de las Babes in toyland, Hole, Seven Year Bitch, ¿te llegó a interesar algo?  

No recuerdo a esas bandas, aunque el nombre Babes in Toyland me dice mucho, pero no voy a hacer trampas yendo a mirar… ¿Hole son las de Courtney Love,no?. Nunca me dijo mucho esa chica; Cobain sí, claro, en términos estrictamente musicales. Prefiero quedar como la ignorante que soy (Risas). Pero sí creo en aquello de “ninguna agresión sin respuesta”, y para mí el concepto de agresión incluye que alguien te diga que le mandes algo y que luego no le salga de los huevos contestarte, decirte simplemente si lo ha recibido o no, qué le parece, si te lo va a publicar o no… Es curioso, es una chica y casi siempre te contesta, mientras que un chico no lo hace; como si fueran autistas o algo parecido. Y no, ¡¡yo no me callo ni debajo del agua!!! 

Y la última. ¿Malicia Cool se somete a un plan de gira, bolos, etc., u os tomáis el tema de los conciertos como algo que debe hacerse por placer sólo cuando apetezca?  

Estoy deseando tocar, me subo por las paredes; a veces he pensado hacerlo hasta yo sola si es más fácil así… Pero también es verdad que para mí el niño es lo primero y no le quiero escatimar ni un día de sus merecidas vacaciones escolares (no tengo familia con quien dejarlo). Es lo que tiene ser madre, por eso muchas de nuestras artistas no lo son. Pero ya tenemos dos fechas, sólo que para el 18 de octubre, con otros grupos, y para el 8 de noviembre, sol@s. ¡¡¡Ojalá podamos tocar más veces antes, aunque sea en alguna fiesta de cumpleaños o algoooooooo!!!