Turbonegro-RetoxHay veces en que los propios artistas dan definiciones de sus discos mucho más acertadas y ocurrentes de las que podrían pergeñar críticos y cronistas. Refiriéndose a “Retox” Hank Von Helvete , esa mezcla rolliza entre King Diamond y el leather-boy de Village People , ha dicho que es como “una película de moteros homo-nihilista y punk-metal llena de velocidad, fuerza, sumisión y libertad”. Es lo que venden Turbonegro , guasa políticamente incorrecta y rock duro, diversión y punk rock. Tal vez la furia de“Ass Cobra” “Apocalypse Dudes” se les quedó encerrada en el tarro de la vaselina de algún cuarto oscuro de cinco estrellas; no hay duda de que sus producciones suenan ahora, y desde“Scandinavian Leather” , mucho más limpias y pulidas, y eso, entre otras cosas, les ha hecho acceder a una cierta popularidad en los Estados Unidos. Pero, con todo y con eso, aún el marinero feliz Euroboy es capaz de deshojar riffs poderosos que harían las delicias de Iggy Pop Alice Cooper o cualquier otro peso pesado dentro de la iconografía de estos desvergonzados hijos de Odín. Campo abonado para que Von Helvete dé rienda suelta a sus andanadas de trepidación anal, desenfreno y homenajes mil a sus héroes. Al final de esta Sodoma y Gomorra en forma de CD, y antes de rendir pleitesía a los Dictators en un estribillo “prestado” del himno “Who will save rock and roll?” , los chicos vuelven a hacer el trabajo por nosotros. Así, a la pregunta de “¿What is Rock?” contestan, entre otras cosas, que “Rock es el espacio entre las pelotas y el ano, en el hombre o en el perro”. Ahí mismo es donde golpean con fuerza Turbonegro y su “Retox” , y nosotros encantados de que nos azoten con sus látigos de siete puntas.