CrónicasDe la miseria material de Sudamérica a la miseria moral de esos programas sensacionalistas lanzados desde Miami en los que, con un cinismo obsceno, se mercadea con la tragedia y la sangre. Sobre esos pilares argumentales se asienta “Crónicas” , película de raza y nervio que plantea un interesante debate ético a partir de los terribles crímenes de un asesino en serie con especial querencia por los niños. Ya desde el mismo arranque Sebastián Cordero nos pone en jaque mostrando en toda su brutalidad una auténtica jauría humana, el salvaje linchamiento de un inocente que nos prepara el estómago para lo que vendrá después.

Con un reparto a priori extraño, encabezado por el chicano oficial de Hollywood, John Leguizamo , y por la española Leonor Watling Cordero consigue salir triunfal de un viaje en el que otros títulos de similares mimbres, como la más o menos reciente“15 minutos “, naufragaron a conciencia. Si aquélla era un auténtico desastre de zooms histéricos y look de videoclip,“Crónicas” apuesta por un realismo crudo, que colabora a enfatizar el hedor a fosa séptica que dimana de alguno de los personajes. Unos apestan por vivir en la podredumbre y los otros por venderla.

Cine que nace directamente de las entrañas y que, sin duda, merece la pena; incluso aunque pasen más de tres años desde el estreno oficial hasta su desembarco en las salas españolas.

Anuncios