El-tren-de-Zhou-YuEl amor del que hablan los cuentos de hadas, ése que cantan los poetas, el amor sublime y utópico frente al más terrenal y prosaico, el más real. Sobre eso parece versar esta bella anarquía llamada “El tren de Zhou you” en la que los personajes se desdoblan, donde la línea espacio/temporal queda a merced de los caprichos del autor, y que tiene en la deslumbrante sonrisa de Gong Li ( “Vivir” “Memorias de una Geisha” ) una baza imbatible. En Hollywood parecen quererla sólo para hacer papeles de mujer de rompe y rasga, pero es que no se hizo la miel para la boca del asno.

Tan lírica y sensual como difícil de seguir si la cabeza anda dispersa en otros quehaceres, la película de Zhou Sun no es más que un bello romance que huye de todos los tópicos del género con la misma rapidez con la que la indecisa Zhou You cambia de vagón.