Nine-Inch-Nails-With-teethAlrededor de 5 años, eso es lo que le lleva al señorito Trent Reznor parir cada álbum. O bien las musas le visitan muy de tarde en tarde, o es un enfermo del perfeccionismo, o quizá sólo se trate de un nihilista holgazán hijo de perra. El caso es que, fiel a su cita de cada lustro, no hace mucho ponía en circulación su cuarto CD oficial (discos de remixes, directos, y epés al margen): “With Teeth” . A pesar del tiempo, sin embargo, pocas cosas cambian en el universo de los clavos de nueve pulgadas. Menos denso e introspectivo que el anterior “Fragile” (el hecho de ser un disco sencillo, y no doble como aquél, ayuda bastante), y más cercano en fondo y forma a “The Downward Spiral” , su obra cumbre y definitiva, quizá su gran estigma al mismo tiempo.

El disco comienza con la hermosa y perversa “All The Love In The World” , que en cierto modo me trae a la memoria esa joya del amor sucio que era “Closer” “You Know What You Are?” puede ser una buena heredera de trallazos techno-punk en la línea de“Mr. Selfdestruct” “The Hand That Feeds” es el single perfecto para sonar en las radios tanto de género como populares… ¿Está, pues, “With Teeth” al nivel de “TDS” ? No, ya sabemos todos que eso es imposible. Pero se acerca bastante a lo que los devotos de la religión NIN esperamos recibir de nuestro gurú Reznor.

La rabia, el odio, los demonios personales, el sexo como exorcismo. todo eso parece haber quedado atrás en la vida de Trent. Sus letras siguen siendo agresivas y contestatarias; su toque desesperanzado sigue ahí, pero no hay duda de que ha alcanzado un cierto Nirvana , una cierta calma que se aprecia tanto en esos textos como en la producción (mucho menos sucia que en sus etapas primerizas). En cualquier caso, “With Teeth” está muy por encima de la media de los trabajos de la inmensa mayoría de sus compañeros de generación. Trent Reznor es, ha sido y será el Rey del rock electrónico, y ahora ha vuelto para reclamar su cetro. Tened cuidado, porque os puede morder.