Iceberg-2011A orillas del Tormes discurren las vidas de los cuatro adolescentes que Gabriel Velázquez filma con intenciones más documentales que narrativas. Nada sabemos de esos chavales y apenas nada nos cuenta Velázquez, tan sólo pinceladas de lo que parecen ser existencias amargas y algo asilvestradas. Vidas sin rumbo y vacías de contenido. Tan vacías como esta ‘Iceberg’ que, a diferencia del  río salmantino que la enmarca, no tenemos muy claro dónde nace y ni mucho menos dónde va o dónde quiere ir a parar. ¿Será porque su director sólo nos deja ver la punta de esa roca de hielo?

Anuncios