Etiquetas

, ,

Si a estas alturas de la película te estás preguntando quién demonios es Amarna Miller eso sólo puede tener dos explicaciones; o bien no sueles ver pornografía, o bien esto de internet y las redes sociales no va contigo. Lo primero es asunto tuyo, lo segundo es admirable, incluso envidiable; te pierdes a la Miller y alguna que otra cosa más pero eres libre. Enhorabuena.

(Seguir leyendo)

Anuncios